Top 10

1 10:00 am - Te invito un Cafecito

2 3:00 pm - XE-TREVI

3 1:00 pm - Los de las Orejas

4 5:00 pm - Contacto Deportivo

5 6:00 pm - En la Vida de...

6 -

1 10:00 am - Te invito un Cafecito

2 3:00 pm - XE-TREVI

3 1:00 pm - Los de las Orejas

4 5:00 pm - Contacto Deportivo

5 6:00 pm - En la Vida de...

6 -

1 10:00 am - Te invito un Cafecito

2 3:00 pm - XE-TREVI

3 1:00 pm - Los de las Orejas

4 5:00 pm - Contacto Deportivo

5 6:00 pm - En la Vida de...

6 -

HOLISTICAS OM LIC. ALEJANDRA REYNA I. COACH BIOPSICOESPIRITUAL 

Tips

 VIBRAR ALTO: EL SALTO DE LA CONCIENCIA 

¿Que son las frecuencias vibratorias? 

Cuales existen 

Que cosas afectan tu energía 

Que significa vibrar alto y actitudes 

“«Si quieres entender el Universo, piensa en términos de frecuencia, energía y vibración.»” 

-Nikola Tesla 

1.-Dentro de la energía cada una de nosotras vibra en una frecuencia, La vibración es la frecuencia que emitimos desde nuestro ser hacia el exterior en forma de pensamientos, emociones y sentimientos. 

Los seres humanos somos materia, hecha de células, hechas de moléculas, hechas de átomos, hechas de electrones, protones y neutrones, que a su vez están hechos de quarks, que no son más que onditas, es decir una vibra. 

La frecuencia vibratoria entonces se refiere a “la cantidad de sube y bajas que tiene una onda durante un período; cuanto mayor sean las subidas y bajadas de esa onda, mayor es su frecuencia”. 

En el cerebro existen cuatro tipos de ondas cerebrales (Beta, Alfa, Theta y Delta) con diferentes frecuencias y características. Las ondas cerebrales más rápidas (Beta) corresponden a una conciencia de menor frecuencia y a un estado de alerta, mientras que las ondas cerebrales más lentas se corresponden con un estado de conciencia más abierto y elevado (Delta). Las ondas Alfa se caracterizan por ser menos rápidas que las Beta y representar un estado de tranquilidad y atención; las Theta son las previas a las Delta, son muy lentas y aparecen en estados meditativos, de sueño y con la pérdida de noción del tiempo. 

2.-Las frecuencias vibratorias bajas están relacionadas con sentimientos y pensamientos negativos, como miedo, ira, envidia, crítica, culpa, 

Las frecuencias vibratorias altas están relacionadas con emociones, sentimientos y pensamientos más positivos, amor, alegría, libertad, compasión. 

3.- OTRAS PERSONAS: La energía de otras personas es obvio que nos afecta a la nuestra, es más, a veces directamente te apropias de la energía de la otra persona. 

LUGARES: Hay lugares que nos conectan con energías geniales, pero hay otros lugares que nos dejan por los suelos, o que nos dan mala espina. 

SITUACIONES: Cada día vives situaciones que te exponen a diferentes frecuencias energéticas. HOLISTICAS OM LIC. ALEJANDRA REYNA I. COACH BIOPSICOESPIRITUAL 

ALIMENTOS: Los alimentos son energía, y algunos te darán una energía más positiva y otros una energía menos positiva. Y esto no tiene nada que ver con las calorías, más bien con lo naturales o procesados que estén los alimentos, por ejemplo, aunque según el Ayurveda (medicina antigua hindú) los alimentos tienen diferentes tipos de energía. 

ACTIVIDADES: Hay actividades que te hacen vibrar muy alto y otras no tanto. Está claro que no te sientes igual haciendo algo por puro compromiso que algo que realmente te apetece. 

4.- Vibrar alto representa estar en el presente y tener pensamientos armoniosos la mayor parte del tiempo. 

Afronta las cosas 

Báñate de Luz 

Crea un espacio de energía positiva 

Siente la música 

Disfruta del baño 

Descansa y duerme bien 

Mantén una dieta balanceada y saludable / Mueve tu cuerpo 

Medita el mayor tiempo posible / pasa un día sin teléfono 

Evita saturarte de información innecesaria 

Agradece, ama y ten fe en el universo 

Intenta tener un horario fijo y respétalo 

Sé congruente con lo que sientes, dices y haces HOLISTICAS OM LIC. ALEJANDRA REYNA I. COACH BIOPSICOESPIRITUAL 

Es un ejercicio sencillo de auto observación, que te llevará unos minutos. 

◊ Elige un momento en el que puedas estar un ratito a solas sin que nadie te moleste, incluido teléfono, televisión, etc… Apaga toda distracción. 

◊ Siéntate o túmbate. Puedes estar en tu lugar habitual de meditación, en la cama, o en el sofá… No importa, mientras estés cómoda y puedas relajarte, servirá. 

◊ Coloca tus manos en tu pecho, en tu plexo solar o bien en tu vientre, lo que tu consideres tu centro. 

◊ Conecta con tu respiración, y poco a poco ve haciéndola más suave, lenta y profunda. 

◊ Cuando te sientas más o menos relajada pregúntate: “¿Cómo me siento?” (No te enredes en si está bien o mal, solo observa) 

◊ Observa lo que surge. A lo que surja, pregúntate: “¿Es este sentimiento mío?” 

◊ Si sientes que no es algo tuyo y que ha surgido porque te has contagiado con la energía de algo externo, inhala, y al exhalar, suéltalo. 

◊ De nuevo pregúntate: ¿Cómo me siento? 

◊ Vuelve a preguntar si es tuyo. Si no es tuyo, vuelve a respirar y a soltar. 

◊ Deja poco a poco afuera todas aquellas energías que no sientas como tuyas, intenta distinguir si te sientes bien por una situación o si el sentimiento viene de ti. 

◊ Cuando por fin llegues a lo que sí viene de ti misma, de tu centro. Siéntelo y sujétalo con tus manos. 

No importa ahora si lo sientes como positivo o negativo. 

Lo importante es que te estás sintiendo a ti misma, tal cual, tu propia energía. Abrázala. Abrázate. 

Quédate un momento contigo, sin juicio, sin culpa, sin miedo. Siéntete. 

Has conseguido eliminar lo externo y quedarte con lo auténtico que hay en ti. 

Y eso es un gran paso que hay que celebrar. Eso es consciencia. Celébrate.